sábado, 30 de octubre de 2010

Tifón+escaleras+gravedad=pupa

Se han unido toda una serie de factores que han contribuido a mi actual estado, pero pongámonos en antecedentes. En primer lugar, hasta hace un rato estaba lloviendo con ganas, debido a la proximidad de un tifón. En segundo lugar, hay edificios cuyas escaleras están en el exterior, y parecen las típicas de emergencia, es decir, son totalmente metálicas. Luego tenemos esa cosa que se llama gravedad, y que hace que todo baje, menos los precios.

Si juntamos esos tres elementos con un elemento más, concretamente yo, tenemos este diálogo mental:

- Habrá que tener cuidado. Esto parece que está muy resbalad...

Y acto seguido fui teletransportado al rellano. No recuerdo haber viajado tan rápido ni al hacerlo en avión, pero pese a ello, mientras iba rebotando por los escalones, y en uno de esos extraños efectos de dilatación temporal, me dio tiempo de pensar exactamente a esto me refería.

Bueno, las consecuencias no han sido serias, y las escaleras se podrán seguir usando en cuanto acaben de retirar esas especialmente viscosas y adherentes vísceras que no hay quien quite.

10 comentarios:

  1. Pero a ver, te dejas lo mas importante en el tintero ¿Hay video o no? :P

    ResponderEliminar
  2. Fui a la compañía de seguridad que graba todo (y en 3D), pero me dijeron que el programa los vídeos más divertidos de Kantō ha reservado todos los derechos de emisión... :(

    ResponderEliminar
  3. Espero que no haya sido muy grave. Doy fe de la lluvia y viento de hoy, y de lo resbaladizas que pueden llegar a ser muchas superficies en Japón cuando hay lluvia.

    ResponderEliminar
  4. Tengo gravemente dañado el orgullo, pero el resto está más o menos bien. El proceso de rebote peldañil se centró en salva sea la parte donde la espalda pierde su casto nombre, y de pasada, algún recuerdo en las manos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguna rotura? ¿Algun vecino que dijera que vaya gaijin mas torpe?

    ResponderEliminar
  6. Se me ha roto la confianza en las suelas de mis zapatillas, eso sí. Respecto a vecinos, no había nadie por ahí... la gente de bien usa el ascensor. ;)

    ResponderEliminar
  7. Ay ay ay ... "donde la espalda pierde su casto nombre" ...
    Espero que no haya sido nada grave y te encuentres mejor.
    "Odaijini"

    ResponderEliminar
  8. Mejorate, y ten cuidado que este parece ser el año de los accidentes, en mi grupo de amigos hemos tenido un corte importante de dedo con un cuchillo, dos esguinces en la misma boda (uno de ellos del novio), varias caidas, un casi atropello...

    En fin, cuidate mucho!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Gracias a ambas por el interés! Realmente no fue gran cosa. Tuve suerte, dentro de lo que cabe. :D

    ResponderEliminar
  10. Vaya, ten cuidado, que tienes que cuidar las manos para seguir tecleando y actualizando el blog ;D

    Un saludo.

    ResponderEliminar