miércoles, 27 de octubre de 2010

Penco

He encontrado esto de rebote. En mi triste trajinar maquetil he intentado reescribir las líneas que simulan los diferentes paneles del fuselaje de un avión eliminadas tras un lijado. El sistema que amablemente me detalló Jesús emplea cinta DYMO, de la clásica, y me dirigí a comprar una. No encontré un único recambio, sino un lote de cinco o seis, que costaban casi lo mismo que una troqueladora con una cinta.

Dado que tampoco necesitaba cantidades desmesuradas de cinta, opté por comprar la troqueladora, y me sorprendió lo curioso de su nombre. Como curiosidad, mencionaré que no está hecha en China, pero tampoco en Japón. Es coreana.



2 comentarios:

  1. Ya verás qué bien va, pese al nombre. Suerte con el repanelaje.

    ResponderEliminar