viernes, 17 de septiembre de 2010

El tomate blogopédico

Hace años que colaboro en la Wikipedia en español. Si bien el exceso de normas la tiene ligeramente encorsetada, es el precio que hay que pagar para que no se convierta en la Frikipedia. Una de las cosas que más me gustan son los diffs. Sencillamente, cada aporte a Wikipedia queda registrado, por lo que es muy simple trazar la trayectoria de alguien e incluso saber lo que dijo en un momento dado a favor o en contra de alguien o algo. Un diff es un enlace que muestra un mensaje o un añadido (o un borrado) a un artículo o discusión, con lo que nadie puede negar que dijese o hiciese algo.

Ahora que esto está claro, recientemente quise aplicar este modo de actuar en el mundillo de los blogs en español de residentes en Japón. Vi un mensaje en el blog X, pensé que hablaba de referencias sin citar fuentes (estoy demasiado wikificado) y añadí un mensaje con un enlace al mensaje del blog Y al que se refería.

La autora del blog X eliminó el mensaje porque no quería enlazar al blog Y, pero el mensaje estuvo unas horas activo, con lo que aumentaron las visitas al blog Y desde el X. Del mismo modo, alguien, llamémosla Z, escribió a la autora del blog Y fantaseando con que yo estaba echando pestes de ella, con lo que borró un mensaje mío en su blog referentes a hijos mestizos de español y japonés.

Para ponernos en antecedentes, digamos que existió una o varios polémicas en el pasado entre las autoras del  blog Y por un lado y de los blogs X y W (si, otro más) por otro, con lo que el ambiente entre ellas está enrarecido.

La conclusión a la que he llegado es que se acabó mencionar a nadie. Yo seguiré con mis carteles, mis nombres y mis maquetas, mis cuatro comentaristas y mis cinco lectores. Ya tuve hace 20 años polémicas con publicaciones en papel y fue suficiente. Respecto a los blogs que recomiendo, tres de ellos se centran en Japón, uno en maquetas y uno en el humor. Ellos también me enlazan a mí, así que la reciprocidad es la regla que intento seguir. Y las excepciones confirman la regla... ya que conozco personalmente a los autores.

14 comentarios:

  1. emmm... ¿Quieres decir que soy la única que no te enlazo? ¿Lo entendí mal?
    No sabía que coloborabas en la Wikipedia. A ver si puedes hacer algo con el Katakana :P
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pues he cometido un error. Incluyendo el tuyo son DOS blogs de los recomendados los que no me enlazan, pero mira por donde, da la casualidad de que conozco personalmente a los autores.

    He mirado el artículo de Wikipedia sobre katakana y me parece correcto. ¿Le ves algún problema?

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, explica muy bien cuándo y por qué se usa el katakana :P

    ResponderEliminar
  4. Una de las ventajas de Wikipedia es que un artículo puede ser libremente editado si ves que contiene algún error. Te animo a que corrijas cualquier fallo u omisión... ;)

    ResponderEliminar
  5. Ah ... es que estaba pensando en eso de "exclusivamente" pero parece que no lo dice ;)

    ResponderEliminar
  6. Todos los blogs acaban teniendo siempre algún episodio tomatero con otro (Lanzamiento masivo de egos, en muchos casos) pero vamos, no por ello vas a perder a los lectores habituales como un servidor. :)

    ResponderEliminar
  7. El gran problema de interné es el anonimato: por un lado es necesario ser más o menos anónimo, porque todo lo que dices y escribes -por ejemplo en un blog- lo puede leer todo el mundo mundial, lo cual no siempre apetece, pero por otro el anonimato es una invitación continua a la estupidez, cuando somos anónimos nos sentimos tentados a hacer cosas que nunca se nos pasaría por la cabeza hacer si no lo fuésemos, y así pasa lo que pasa, en foros, blogs, wikis, etc. Yo al final he encontrado una solución -que personalmente me vale, no se a otro- y es que escribo un blog anónimo, que no se puede encontrar en google, pero que todos mis amigos leen y saben quién soy. Creo que tú has seguido un camino más o menos parecido ;P

    ResponderEliminar
  8. Culebrones en los blogs japoniles ha habido unos cuantos... bastantes. Yo he tenido varias broncas la verdad. Y más que hubiese tenido si dijera todo lo que pienso.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo la verdad es que polémicas o tomates... ninguno. De insultarse o boncas gordas ninguno. yasi cosas chungas o malos rollos... pues como que tampoco, la verdad.

    No se si es que me sigue poca gente o que soy demasiado educado. O que no se me sube a la cabeza lo que hago (toma modestia).

    Pero de verdad, este es uno de los blogs con más buen rollo que he visto nunca. ¡Y gracias a él conoci al Lorco Ninja y sus fundas de plátano!

    ResponderEliminar
  10. JO¡¡ ni siquiera en el mundo blogil tengo interes , yo no me peleo con nadie ...aunque curiosamente algún que otro comentario fuera de tono si que han dejado.

    PD:Tanta incógnita me acaba de recordar que empiezo a estudiar en breve :(.

    ResponderEliminar
  11. He leido como 3 veces el post y creo que aún asi no me he enterado mucho... es domingo y estoy espesa.

    Enlazar siempre es bonito.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Si es que el mundo de los bloggers españoles en Japón es muy pequeño. Yo sin embargo creía que todos se llevaban bien entre ellos, inocente que es uno.

    Saludos, que llevaba unos posts de retraso (y varios sin comentar).

    ResponderEliminar
  13. De todos modos, y a modo de conclusión, diré aquello tan apropiado de "una y no más, santo Tomás". Tal y como mencioné, volveré a mis articulitos chorras y santas pascuas plin.

    ResponderEliminar