lunes, 6 de septiembre de 2010

De paseo

Pues me dio por caminar hace poco. Empecé en un sitio llamado Shinanomachi y acabé en otro que se llama Ichigaya, llegando en el proceso casi a otro que se llama Iidabashi, y recorriendo varias lugares. Debo decir que algún kilómetro que otro hay entre ellos, y que fueron mis piececitos quienes me llevaron. Veamos algunas imágenes de mi periplo:

Zona acotada para fumadores anexa a la estación de tren de Shinanomachi. Un surtido variado de sarariman es visible en sus proximidades e interior.

Bicicleta añeja con cesta más añeja aún. El timbre parece lo más moderno.

Grave accidente. Alguien perdió una caja de birras de litro y medio al tomar la curva, y ni se percató de ello. Cívicos japoneses, y algún extranjero que también hacía fotos retiraron los principales fragmentos de cristal de la calzada.

Depósito añejo, quizá de la quinta de la bici de antes. O más.

El cementerio de Chidorigafuchi. Los civiles y militares desconocidos se honran aquí. Los conocidos en el santuario Yasukuni, que no cae lejos.

Aproximación al santuario. El caballero de la chaqueta naranja entonaba mantras con fruición.

Dos cenotafios, uno para los militares que murieron encarcelados tras la guerra y otro para las víctimas de la repatriación forzosa.

Hay un pequeño pero coqueto parque en Chidorigafuchi.

Y el río está justo al lado.

Bordeado por un bonito paseo.

Con algún que otro surtidor para aplacar la sed.

Cerca de Yasukuni y de mi destino final en Ichigaya.


8 comentarios:

  1. Si las fotografías fueran de España:

    1) la zona de fumadores cubriría la calle entera, estuviera o no dicha zona.

    2) habrían mangado la bici nada mas dejarla ahí. Ah, y el timbre a revenderlo al mercadillo.

    3) hubiera salido en Tele5 como noticia de portada, y mas de uno se hubiera entrentenido en poner los cristales de tal forma que reventaran los coches de las ruedas al pasar.

    4) Tendría pintadas del "BIBALLO" y demás.

    Sobre las del cementerio, tendríamos toda una polémica formada acerca de que si honrar a militares muertos es de fachas y bla bla bla...

    5) El parque hasta arriba de canis.

    6) el rio estaría de mugre hasta arriba.

    7) Los sutidores cerrados, que sino viene un hijo de vecino cualquiera y los revienta de una pedrada.

    Ala, y con esto acabo mi expulsión de bilis diaria, hasta la próxoma entrada :P

    ResponderEliminar
  2. ¿Yasukuni no es donde fue Koizumi y se pquejaron por quienes estan enetrrados ahi? ¿o es donde esta la tumba de los 47 ronin?

    ResponderEliminar
  3. Me desatornillo la boina ante el brillantisimo ejercicio de antropología comparada del sr. Palcraft.

    Hacía tiempo que no leía algo tan preciso.

    Un saludo a la vuelta de las vacaciones.
    He estado leyendo los posts veraniegos y tengo 3 observaciones:

    1. Tenso y acojonante el dedicado a los monos feroces que mordisquean las amojamadas pantorrillas de las agüelicas de la zona.

    2. Hay que ser vago para no hacerse un gazpacho y comprarlo por correo.

    3. Al hilo de este envío, he caido en que todavía no te he enviado el volumen one con las 600 tiras de Mundo Cruel. NO TENGO PERDON DE D., aunque eso es algo que voy a solucionar esta misma tarde.

    Y ya me dirá cuando te llega (imagino que no habrás cambiado de dirección. Lo comento, más que nada, por que ya sabes que un error tan trivial podría terminar retrasando el asunto un par de milenios...)

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuánto tiempo tardaste desde ese sitio llamado Shinanomachi hasta ese otro que se llama Ichigaya? :)

    ResponderEliminar
  5. Palcraft, veo que vas descubriendo algunos de los factores que me animaron a emigrar. Eso sí, el punto 6 es muy relativo. Si revisas mi blog verás cosas vomitivas aquí mismo.

    Deka, los 47 rōnin están en un templo budista, el Sengaku-ji. A ver si un día me acerco también, que no me pilla muy lejos. Y en Yasukuni no estoy seguro de si están enterrados o simplemente venerados, porque son dos millones y medio de kami.

    Enrique, hombreeee... más de un mes sin actualizar. ¡Eso son vacaciones! Como dicen aquí, inaaaaaa, que viene a ser, joé, qué envidia.

    Te cuento:
    1.- El mono sigue suelto y mordiendo a fecha de hoy.
    2.- Insisto en que no me compro una batidora. De momento, al menos.
    3.- Yo pensaba que habías contratado a Miguel Strogoff para el envío, y claro... pero lo espero con fruición, ¿eh? ;)

    nora, puessss... casi dos horas. Iba paseando, callejeando alegremente arriba y abajo, deteniéndome... y hasta comí en un Nakau. El paseo fueron más de seis kilómetros, y en un punto estaba más cerca de Iidabashi o Suidoubashi que de Ichigaya, pero volví sobre mis pasos.

    He hecho un mapeado general del recorrido, que se puede ver aquí:

    http://www.mapmywalk.com/route/jp/tokio/113128387581829668

    ResponderEliminar
  6. Gracias por los datos, Juanjo ;)

    Sobre los dos millone sy medio... eso es lo bueno del sintoismo: Hay variedad de oferta. Siempre me he preguntado si habrá occidentales (lease europeos) practicantes de dicha religión.

    ResponderEliminar
  7. ¿"Canis" es lo mismo que "kinkis" ?
    6 km es un señor paseo ^.^

    ResponderEliminar
  8. Deka, una de las pecualiaridades del sintoísmo es que su capacidad de tener deidades es casi infinita. Realmente un kami no es exactamente un dios... quizá espíritu podría ser más apropiado, dado que en origen, el sintoísmo es una religión animista, que crea kami en cada cosa que quieren. Los más de dos millones y medio de kami en Yasukuni son los muertos en combate desde la restauración Meiji. Todos toditos.

    Victoria, más o menos, aunque yo siempre relaciono a los quinquis con el Lute, aunque imagino que algo habrán digievolucionado.

    ResponderEliminar