martes, 27 de diciembre de 2011

Trabajando duro

Por eso me cuesta tanto sacar las entradas...


8 comentarios:

  1. Tengo unos calcetines igualitos, fijate. XD

    ResponderEliminar
  2. Cuidado macho, no vayas a ser que un dia abran los telediarios con el titular "Español residente en Yokohama muere por Karoshi".

    ResponderEliminar
  3. Deka, curioso, porque estos los compré aquí, igual que los pantalones.

    Palcraft, si es que no se nota, pero la procesión va por dentro... ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola, descubrí tu blog cuando el terremoto y de aquella entraba de vez en cuando para ver como iban las cosas por allí. Ahora me estoy planteando ir un mes en verano a Japón. Cómo está el alojamiento por allí? carísimo, no? es pa echar cuentas, igual me quedo en casa de un colega, pero todavía no me ha contestado. Muchas gracias y un saludo desde Asturias. Vero.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, a mi me parecen igualitos, ojo. Negros y de lana, ¿no?

    ResponderEliminar
  6. Lluvia, carísimo carísimo no es, pero tampoco barato. Yo recuerdo la última vez que me fui de hoteles por las Españas, que me costaba cada noche al menos 60 euros, en hoteles de 3 estrellas. Aquí está más o menos igual, algo más caro, es cierto, pero a no ser que vayas buscando ofertas por Internet o te conformes con cosas más económicas, la mejor opción es meterse de okupa con algún amigo. De ese modo te ahorras una pasta para gastar en otros conceptos.

    Deka, pues no son iguales. Los míos son sintéticos, que el presupuesto no me llega para comprar calcetines de lana. Y por cierto, ahora que me fijo, llevo el izquierdo al revés...

    ResponderEliminar
  7. Gracias Juanjo. Ya me ha contestado mi colega japonés y me dice que me puedo quedar una semana en su casa, vaya tela... Así que si combino una semana de gratis con otra de hotel tampoco saldrá tan caro. Los vuelos están bastante bien. No te estreses mucho con el curro ;). Un beso

    ResponderEliminar
  8. Bueno, una muestra más de como andan mis ojos

    ResponderEliminar