martes, 13 de diciembre de 2011

Restaurante Amapola

Hacía tiempo que no repasaba un restaurante español. Me dejó muy buen sabor de boca, y nunca mejor dicho, la paella del restaurante Espero, así que con un poco de aprensión probé un restaurante que llevo viendo más de tres años, pero al que nunca había entrado. Desfagamos dicho entuerto y cosas veredes:

 Boquerones en vinagre, con un poquito de pimienta roja que no es necesaria en absoluto. Estaban buenos, al punto de vinagre.


Escalivada, sin berenjena pero con pimiento amarillo, y una única y aventurera anchoa.


 Patatas bravas. Estaban buenas y no picaban mucho, pero parecía un plato de muestra más que una ración...

 Champiñones rellenos. Correctos. Un poquito de jamón picado en el relleno.

 Pulpo a la gallega. Estaba bueno y no le han puesto limón, como hacen otros. Quizá esté un poco más acostumbrado a que los tentáculos estén cortados en rodajas cual chorizo.

 ¡Callos! Bien buenos. Casi no picaban y la ración al menos no parecía de menú infantil.

Y el plato fuerte: arroz negro. Curiosamente, lo llaman paella negra. Hay un limón y no lo acompañaron del imprescindible all i oli. El sabor no estaba mal, pero no era nada especial. Creo que tendré que volver a Espero para probar su arroz negro...

7 comentarios:

  1. Pues a mi me echaban limon. Claro que segun ciertas personas que conzozco, a TODO lo que se coma del mar hay que echarselo. Asi que...

    ResponderEliminar
  2. Cuando pedias la bebida, si decias "Un vaso de vino, ARRIBA ESPAÑA", te regalaban la tapa? porque si no no es un restaurante ESPAÑOL de verdad :P

    ResponderEliminar
  3. Victoria, pensamos igual...

    Deka, imagino que depende de gustos, pero que yo sepa el pulpo a la gallega no se sirve con limón. Habrá que preguntarle a un gallego. Por cierto, yo sí le pongo limón a los calamares a la romana. O eso o mayonesa.

    Palcraft, si me regalaran tapas por decir algo, les cantaba hasta el aserejé...

    ResponderEliminar
  4. Np. no hay que echarle.pero ya tedigo, es solo que yo lo he visto toda la vida en casa.

    ResponderEliminar
  5. ¿Es el restaurante que está en Shinjuku?

    ResponderEliminar
  6. Deka, será cuestión de costumbres. Por ejemplo, aunque es muy típico ponerle limón a la paella, mi padre decía que eso sólo servía para disimular el sabor si no había salido buena. Convengo en ello, pero no me desagrada un poco de limón aunque esté buena, A veces le pongo, otras no.

    nora, no, este restaurante está en Yokohama, cerca de la estación, en el centro comercial Sogo.

    ResponderEliminar