jueves, 20 de octubre de 2011

12 de octubre en la embajada

Caramba, más de un mes sin escribir, y luego dicen que Internet es un vicio. Si lo es, parece que no es de los míos, la verdad. En fin, se me acumula el material para comentar, como progresos maquetiles, fotos curiosas de nombres y productos, mi segunda excursión amotil y otras, pero hoy vamos rápidamente con una breve, por que no merece más, entrada sobre la recepción del 12 de octubre en la embajada de España en Tokio.

Dejando aparte el hecho de que los cuatro que conozco no estaban, lo más importante es que no había chistorra. Las vituallas furon de lo más decepcionante, tan sólo unas tristes lonchas de embutido y un arroz amarillo que llamaban paella. Al menos había algunos dulces , entre los que destaco las yemas de Caravaca, que fueron convenientemente deglutidas y apreciadas por mi parte. También había churros y chocolate para acompañarlos, pero con las yemas tuve suficiente azúcar.

Resumiendo, muy mal. Cada año ha ido a menos, y miedo me da ver lo que harán el próximo.

9 comentarios:

  1. Bueno, no todo tiene que ser tan malo, en esta ocasión no teniais a Zapatero dando vueltas por ahí...

    Eso si que acojonaría, que se te acercase para desearte buena suerte en tu estancia en Japón...

    ResponderEliminar
  2. ¡Calla loco! A ver si lo que quieren es espantar a los residentes...

    ResponderEliminar
  3. Si poco despues de su última visita ocurrió el mayor terremoto de la historia de Japón, la próxima vez que venga seguro que se hunde el pais entero en el fondo del mar...

    ResponderEliminar
  4. Y sobre la comida, sospecho que el año que viene será un palé de sardinas y esparragos en lata y, y al próximo, media bala de forraje.

    Ah, y para beber irse al cesped, y esperar a que salte el riego automático.

    Guarda este comentario, que luego no se diga "Es que nadie lo vio venir" :P

    ResponderEliminar
  5. Sin chistorra no es igual, dónde va. Se ve que este año ha ido alguien de Murcia en lugar del habitual de Pamplona. Qué país de celtíberos...

    ResponderEliminar
  6. JOdooo, que este año ni YO pude ir,
    el que viene mejor juntémonos en YOYOGI y hacemos un dia de la hispanidad DE VERDAD

    Pasando de la embajada igual que ellos pasan de nosotros

    ResponderEliminar
  7. A juzgar por vuestros comentarios y por cómo está el percal, temo que el año próximo tirarán un par de puñados de maíz al suelo al tiempo que exclaman "piiiiiitas, pitas, pitas, pitas..."

    ResponderEliminar
  8. El año que viene, cena de sobaquillo en la embajada española.

    Y el bocadillo, de chistorra.

    Con 2 coxones.

    ResponderEliminar