viernes, 24 de junio de 2011

Encuentra las diferencias

Desde luego, no sé qué pasa con los sitios donde hacen el ramen que me gusta especialmente, porque tienen tendencia a desaparecer. El último ejemplo lo tenemos con ese de que hablé no ha mucho, el "Sengoku ramen", todo batallador él. Pues bien lo cerraron, y ahora han abierto bajo nueva dirección y un ambiente "flower power", tanto que el nuevo nombre es "Sakura" o flor de cerezo. En fin, a ver si me acerco y le pego un tiento.

Antes...

... y después.

7 comentarios:

  1. Juanjo-san, o el dueño de la TARDIS te ha hecho algo o me falla la memoria. Porque creo que no ha mucho publicaste una entrada harto parecida, citando incluso el ya damoso "Ramen del Infierno". ¿Tambien te dedicas a las reposiciones veraniegas? :P

    ResponderEliminar
  2. Es que esto parece "Atrapado en el tiempo". Me gusta un sitio y lo cierran. Me gusta otro y lo cierran también. Esta vez lo que he hecho es mostrar el brusco cambio del local, pues del "ardor guerrero" ha pasado a ser algo de lo más melifluo.

    ResponderEliminar
  3. Perder encanto es quedarse corto. Antes era viril y samurai. Ahora parece que sirvan ramen de Hello Kitty

    ResponderEliminar
  4. Deka acaba de poner palabras a mis pensamientos ò.ó yo también prefiero el primero...

    ResponderEliminar
  5. Razonado consecuentemente el asunto, creo que ha llegado el momento de castrar a un decorador que yo me se.

    Que estas cosas con Kurosawa no pasaban.

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué es lo que no pasaba cuando Kurosawa-san? ¿La emasculación pública de decoradores sin gusto?

    ResponderEliminar