sábado, 13 de febrero de 2010

Choco Valentín

Recientemente estaba con el perro encima (más que perro, perrísimo, el sabueso de los Baskerville más bien), y necesitaba un revulsivo para volver a escribir. Y lo he encontrado. Mas bien me lo han dado. Una compañera de trabajo me ha obsequiado con una galletita en forma de corazón y otra, chocolateada, símil de trébol de cuatro hojas. Es tradicional que las mozas obsequien a los compañeros con algo de chocolate por San Valentín, así que no es que me hayan tirado los trastos, que hubiese esquivado en plan Neo. O no.

 
 

5 comentarios:

  1. Ahora te va a tocar regalarle tu a ella. No, si al final con tanto regalito Japón va a desbancar a USA en el ranking de gordos por habitante...

    ResponderEliminar
  2. Pues por lo que se, la costumbre es que meses despues (no recuerdo cuando)sea el chico el qye regale, pero choclate blanco esta vez, creo.

    ResponderEliminar
  3. Palcraft, no creas, aquí la gente suele ser delgada. Y no sé si le devolveré algo. Era simplemente un 義理チョコ, girichoco o chocolate de "obligación", el que dan a compañeros de trabajo.

    Deka, justo un mes después. Pero normalmente la chica espera algo más que sólo chocolate. Me refiero a algo más caro.

    Victoria, ella si. Las galletitas no estaban mal. :D

    ResponderEliminar
  4. Siento que fuera chocolate de obligación entonces :P...aunque yo me referia al chocolate.(Siguen gustandome los hombres aunque no me hagan mucho casoXD)

    ResponderEliminar